Descripción general de la variante Delta

Read this page in English
Descargue la hoja informativa aquí

¿QUÉ ES LA VARIANTE DELTA?

Nuestra comprensión del virus SAR COV-2 está cambiando rápidamente. Los virus evolucionan constantemente a través de mutaciones, produciendo nuevas variantes. A veces, las variantes son más peligrosas que los virus originales.

La variante Delta, también conocida como B.1.617, se detectó por primera vez el año pasado en India y ahora representa el 80 por ciento de los casos de COVID en Estados Unidos. La variante Delta se propaga más rápido que el virus original, y los datos han demostrado que las personas infectadas con la variante Delta tienen 1000 veces más virus en su sistema cuando dan positivo, lo que facilita la transmisión del virus a otras personas.

DELTA TIENE EL MAYOR IMPACTO EN LOS NO VACUNADOS

A medida que aumenta el número de casos y las tasas de vacunación disminuyen, los estados y las comunidades con tasas de vacunación más bajas están experimentando un aumento más rápido del COVID-19, específicamente los casos de la variante Delta.

Los informes muestran que se están produciendo más casos de COVID que resultan en hospitalización en poblaciones más jóvenes de lo que se había observado anteriormente. Incluso los niños terminan en la UCI. Aunque la mayoría de las personas jóvenes y sanas se recuperan del COVID-19, toda infección conlleva un riesgo. Muchas personas jóvenes y sanas han sido hospitalizadas, han desarrollado síntomas del COVID-19 a largo plazo o han transmitido el COVID-19 a otras personas. Muchos expertos en salud pública creen que casi todas las personas que no estén vacunadas eventualmente se infectarán con la variante Delta.

Los síntomas de la variante Delta parecen ser los mismos que los de la versión original del COVID-19. Sin embargo, los médicos están viendo que las personas se enferman más rápido, especialmente entre las personas más jóvenes. La imagen de los efectos a largo plazo del COVID también se está volviendo más clara. Una de cada 10 personas que padece el COVID, incluso leve, terminan con problemas de salud a largo plazo, como dolor en el pecho, dificultad para respirar y fatiga extrema. Muchas de estas personas eran jóvenes y estaban sanas antes de contraer COVID-19.

INFECCIONES ENTRE LOS VACUNADOS

Ninguna vacuna es 100 por ciento efectiva y se espera que haya infecciones entre las personas que se han vacunado. Por lo general, las personas vacunadas que contraen la variante Delta son asintomáticas o tienen síntomas muy leves similares al resfriado común, como tos, fiebre o dolor de cabeza, además de una pérdida significativa del olfato.

Al 26 de julio de 2021, había 6,587 casos de personas vacunadas que resultaron en hospitalización o muerte entre los 163 millones de personas que están completamente vacunadas, es decir, el 0.00004 por ciento de las personas vacunadas.

CONCLUSIÓN

La vacuna contra el COVID-19 puede prevenir casi todos los casos de COVID-19.

Debemos seguir participando en actividades de divulgación y educación sólidas en comunidades con tasas de vacunación bajas o que están disminuyendo, y garantizar el acceso y el apoyo que aseguren que todas las personas puedan vacunarse. El acceso a las vacunas debe ser verdaderamente equitativo, lo que incluye tiempo libre con paga para todos los que lo necesiten. El acceso a las vacunas es solo uno de los elementos de un lugar de trabajo seguro. Debemos continuar participando en el control y la mitigación continuos de infecciones, garantizar el equipo de protección personal (EPP) adecuado y abogar por licencias pagadas, salarios justos y el acceso al cuidado de salud para todos los trabajadores esenciales.

Comments are closed.